viernes, 2 de julio de 2010

AnotherStory [Nessie&Alec]part.2

Cuando Edward abrió la puerta sentí un gran alivio. No se porque, pero fue algo que izo que no cometiera alguna estupidez, no sabia que mas decirle a Nessie. Ella me habia estado diciendo por días que era su mejor amigo, que nunca se iba a olvidar de mi (si es que nos llegaríamos a separar) y esas palabras cada vez…cada vez me sentía como idiotizado, y más cuando la veía a los ojos.

Todo de ella era como un iman, no podias separarte de ella tanto tiempo, porque si lo hacias ya estabas deseando tener que estar con ella otra ves y ver su rostro era como una tortura para mi. Sabia bien que ella quería a ese perro. Me lo habia ensenado una y otra ves en tantos de sus recuerdos que hacia ver en mi cuando ella me tocaba. Era un don raro, pero impresionante.

Y todo eso pensaba mientras miraba el suelo, sin tener el valor alguno de ver ese perfecto rostro otra ves, que ni siquiera se daba cuenta de cuanto yo estaba hipnotizado por ella. Su padre entro por la puerta, que pensamientos estaría escuchando ahora? Los mios o los de su hija?

-interrumpo algo importante?- pregunto el viéndola a ella y después a mi.

-No, de hecho, ya no habia nada mas que decir.-le dije antes de que ella dijera algo mas, si quería decir algo era tarde. Me tenia que ir antes de lo pensado. Tampoco quería escuchar su voz, era tan dulce e inocente. No podía soportar mas esto, en cualquier momento esa niña se daría cuenta de cuanto afecto le tenia, y ni siquiera nuestra amistad podría durar.

“ Se que ha sido un error enamorarme de tu hija, y no encuentro una mejor solución que irme”- pensé y esas palabras iban dirigidas a Edward, este tan solo me miraba, pero ya no podía seguir en esa habitación, su esencia también era algo que no tenia que recordar…

Sali rápidamente de ese cuarto, cerrando de portazo, no podía detenerme por eso. Era un idiota, como deje que esos sentimientos me dejaran llevar y cometer errores.

Hasta ahora habia ya desobedecido como 3 ordenes de mis maestros, peleado con Jane, discutir sobre temas absurdos con Santiago, Demetri casi me mata de no ser por Felix que estaba cerca, que al fin y al cabo los dos terminaron por ignorarme… Y todo por querer estar cerca de la pequeña Cullen.

Llegue a mi habitación, que a decir verdad, para un humano si quedaba lejos. Peor como Sali casi corriendo llegue en tan poco tiempo. De igual manera, al como habia cerrado aquella puerta, entre. Habia visto a Jane que me criticaba con la mirada por el pasillo y sentido sus pasos por detrás de mi. La deje afuera y cuando entre cerre la puerta con llave y puesto una silla que habia encontrado cerca, por si acaso.

Tenia que irme…pero a donde? Mierda! Tenia que alejarme de ella, de todo lo que me recordara a aquellos momentos, todo lo que tuviera su esencia, etc. Mi ira era tanta que tire todo lo que tenia un buro cerca, y segui con el escritorio que tenia. Me agarre la cabeza desde la raíz del pelo, quería matarme a mi mismo en este momento, cai de rodillas al suelo. Maldiciéndome una y otra ves, hasta que escuche una voz.

-Alec! –Jane parecía histérica tocando la puerta una y otra ves- Alec sal de ahí ahora mismo! Que rayos estas haciendo?

Reaccione en ese momento, si tenia que actuar tenia que hacerlo ya. Rapidamente fui al armario a buscar una maleta o mochila. La encontré y la vacie. Deje caer al suelo todo lo que tenia dentro y empeze a empacar. No tenia que guardar tanto, asi que guarde lo primero que encontré y hasta que estuvo casi llena la cerre. Me la colgué de un hombro y avente lejos de la puerta la silla que evitaba que locas, como
Jane, entraran e interrumpieran mi desorden.

Cuando Sali cerre la puerta rápidamente y empeze a caminar directo a la salida. Aunque fue Jane la que me detuvo, agarrándome y trayendo de vuelta, para mirarla a los ojos. Sentia cierto desconcierto de Jane.

-Que crees que estas haciendo?

-Me tengo que ir Jane-mi hermana tan solo me evaluaba con la mirada, alv! Que aspecto tendría en ese momento de desesperación por querer salir de allí. Quise volver a tomar el camino pero ella se interpuso y me detuvo.

-como que te vas?-y empezó a parlotear- quien lo ha decidido? Tu? Cuando lo decidiste? Cuando esa Cullen hibrida te hipnotizo? Alec no seas tarado, esa niña se ira en menos de tres días y todo volverá a la normalidad y no tendremos que escuchar sus caprichos.

-es lo que no entiendes!-le dije casi gritándole en la cara, ella solo me miraba seria. Pensaba en hacerme algo, lo sabia bien. Pero segui- a mi me fascina cumplir esos caprichos, el estar con ella…soy un idiota, lose. –Ya no soportaba la mirada de Jane y baje mi vista al suelo. – no sabes como es el estar con ella, escuchar su voz o el latir de su corazón…todo eso me vuelve un idiota, me quedo paralizado, con tan solo pensar en ella.

-Pero no encuentro razón-me dijo y la mire a los ojos, que me quería llevar la contraria? Ella me miraba fijamente y hablo con mas calma- Alec, ella se va a ir en cuanto se recupere, que no creo que tarde mucho. Tan solo no le hables, no tengas contacto con ella y ya.


-no es tan sencillo Jane. Tener que olvidar a una persona, es tener que olvidar todo lo que viviste con ella. Tengo que estar lejos de todo lo que me recuerde a ella, todo lugar en donde estuvo, todo lugar que tenga su esencia. –me hundí en mis pensamientos y volvi a recordar ese rostro tan perfecto- Tener que olvidar esos rizos tan definidos y de color tan raro. Su piel tan suave y blanca. Sus labios que te seducen lentamente pero no logran compararse con sus hermosos ojos, esos ojos de color chocolate que dejan reflejar una inocencia…Una inocencia que jamás tendre, y lo peor es que ella ni siquiera me corresponde. Es por eso que me voy.

Al decir las ultimas palabras me di cuenta de que habia entrado como en una fase que te olvidabas de todos, hasta que dije inocencia mi propia imagen vino a mi mente en un abrir y cerrar de ojos. Me percate de que Jane me respondió al instante, no sin antes darme una bofetada, que bien me la tenia merecida, no por esto, si no, por muchas otras cosas. No me dolio, físicamente hablando, pero sabia que se habia enojado conmigo. Jane no sabia nada de lo que pensaba acerca de Renesmee, y ahora que habia dejado salir toda una descripción de ella, Jane sabia perfectamente lo que significaba Renesmee para mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario